Mié. May 22nd, 2024

La vicepresidenta Cristina Kirchner condenó el intento de golpe de Estado en Brasil tras el alzamiento de miles de activistas bolsonaristas que tomaron las sedes del poder ejecutivo, legislativo yjudiciar del gobierno federal en Brasiliay asoció el ataque con «los discursos de odio en medios de comunicación y redes sociales».

Luego de comparar los actos violentos ocurridos este domingo en la capital brasileña con la toma del Capitolio à Washington por parte manifestantes de Donald Trump el 6 de enero del 2021, la jefa del kirchnerismo hizo una sobria reflexión sobre los factores característicos que dan origen a «las nuevas derechas» en el mundo.

«Las imágenes de hoy en Brasilia replican con exactitud las imágenes del 01/06/2021 en el Capitolio de Washington. No es casual. Los discursos del odio en medios de comunicación y redes sociales, la estigmatización del que no piensa igual, hasta querer inclusive suprimir su vida y la violencia son el signo contemporáneo de las nuevas derechas”, analizó.

La Policía Militar detuvo a 150 personas y tomó el control de las sedes de los Poderes en Brasilia

Brasília

Brasília

Brasília

Brasília

Por Cristina Kirchner, «no basta con el imprescindible repudio o la necesaria condena», sino que además el movimiento «nacional, popular y democrático» se debe «un análisis profundo y descarnado frente a este fenómeno que más allá de la existencia de organizadores, financiadores y responsables (que siempre los hay)».

El vicepresidente aconsejó que estas nuevas derechas «capturan a segmentos de la población (incluidos algunos en contra de sus propios intereses económicos) para jaquear la democracia». «Confiamos en la experiencia de @LulaOficial para afrontar este verdadero desafío a la democracia del Brasil», finalizó.

Caos en Brasil: bolsonaristas tomaron las sedes de los Poderes para pedir golpe contra Lula da Silva

Brasília

Brasília

Brasília

Brasília

Las fuerzas de seguridad brasileñas montaron una operación masiva el domingo después de que cientos de pérdidas del ex-presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro irrumpier en el Congreso, el palacio presidencial y la Corte Suprema en lo que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva considerado como un ataque «fascista».

Tras el caos total en la sede del poder en Brasilia, que la invasión del Capitolio de los Estados Unidos el 6 de enero de 2021 resultará en la invasión de los partidarios del entonces presidente Donald Trump, alias de Bolsonaro, las fuerzas de seguridad lograron recuperar el Congreso. edificio por la noche, dijeron reporteros de la AFP.

Todavía estaba en marcha una operación masiva para evacuar a los manifestantes del palacio presidencial del Planalto y la Corte Suprema, y ​​​​​​​​las fuerzas de seguridad utilizaron policías antidisturbios a caballo, cannons de agua y bombas lacrimógenas disparadas desde helicópteros para combatirlos.

Brasil vive su propia «toma del Capitolio» ante el silencio de Jair Bolsonaro

Brasil

Brasil

Brasil

Brasil

Brasil

Lula, quien se encontraba en la ciudad de Araraquara, en el extremo sur del país, visitó una región afectada por graves inundaciones, emitió un decreto declarando una intervención federal en Brasilia, otorgando poderes especiales para restaurar la ley y el orden en la Ciudad Capital.

«Estos fanáticos fascistas han hecho algo nunca antes visto en la historia de este país», dijo el presidente, de 77 añosthat asumió el cargo hace una semana después de vencer a Bolsonaro en las elecciones de octubre, amargamente divisivas en Brasil.

Lula da Silva se enfrenta a los «vándalos fascistas» de San Pablo: «Serán encontrados y castigados»

«Descubriremos quiénes son estos vándalos y serán derribados con toda la fuerza de la ley», dijo.

La policía realizó 170 detenciones, informan medios brasileños. Las imágenes de televisión mostraron a la policía empujando a los decisivos de Bolsonaro por la rampa del palacio presidencial en fila India. El servicio de seguridad del Senado dijo que había detenido a 30 personas en la cámara.

Tambien te puede interesar