Vie. Abr 12th, 2024

La imagen que devolvió Exequiel Zeballos conmovió a propios y extraños. La pelota que peleó contra Matías Ibacache terminó con el delantero tendido en el césped, bañado en un llanto. Inmediatamente, el Changuito advirtió que la lesión era grave. Y el diagnóstico que se publicó ayer al mediodía, a través del parte de prensa de Boca, terminó de confirmarlo. El delantero de 21 años sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior y menisco externo de la rodilla derecha.

Foto: JUAN JOSE GARCIA – CLARIN

El santiagueño estará entre 6 y 8 meses inactivo y se perderá, entre otros partidos, la final de la Copa LIbertadores que Boca jugará el 4 de noviembre ante Fluminense en el estadio Maracaná. Pero detrás de esas lágrimas que pegaron duro, incluso en los hinchas de otros clubes, hay una historia de lesiones muy duras. Sin ir más lejos, el 18 de agosto del año pasado, Zeballos sufrió la fractura del tobillo derecho, que comprometió la tibia y el peroné. Producto del brutal golpe que le aplicó Milton Leyendecker, defensor de Agropecuario, estuvo 4 meses y 25 días sin jugar.

Volvió el 7 de enero de este año en un amistoso con Independiente. Entró en el final del partido en reemplazo de Sebastián Villa.

Después, arrancó la Liga Profesional, siempre saltando a la cancha desde el banco. Jugó con Atlético Tucumán (6 minutos), Central Córdoba (10) y Talleres (23). Contra los cordobeses, el 11 de febrero, había reemplazado a Pol Fernández, pero una rotura del menisco de la rodilla izquierda lo dejó fuera de carrera y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

Volvió 63 días después, el 15 de abril ante Estudiantes en la Bombonera. Esa noche ingresó en lugar de Oscar Romero. Fue en el segundo partido de lciclo de Jorge Almirón. Y empezó a tener continuidad, aunque la mayoría de las veces como suplente.

La lesión que sufrió ante Belgrano lo volvió a dejar en un vía crucis para su breve carrera. Y golpeó duro puertas adentro. El pibe de la cantera xeneize es muy querido por sus compañeros. A tal punto que en las últimas horas, muchos de ellos se expresaron a través de las redes sociales manifestando su apoyo. Entre ellos, Marcos Rojo y Darío Benedetto, dos de los referentes del plantel.

Foto: JUAN JOSE GARCIA - CLARIN Foto: JUAN JOSE GARCIA – CLARIN

“Una vez más, la vida te pone pruebas siendo tan joven. Todos ayudaremos a que tengas una pronta recuperación. Ya vendrán nuevas batallas delas cuelas saldrás fortalecido porque todo lo que te ha pasado este último tiempo te va a hacer mucho más fuerte. A no bajar los brazos, a poner la rodilla en condiciones para afrontar la cirugía y cuando te quieras dar cuenta, vas a estar otra vez en la cancha”, escribió el doctor Jorge Batista, que se encargará de la operación.

Ahora, Almirón esperar recuperar a Luca Langoni, también de 21 años y con un 2023 cargado de lesiones: sufrió cuatro desgarros en el isquiotibial derecho. En ese sentido, el delantero juvenil podría ser una buena alternativa. Está trabajando en un plan de recuperación y la idea es que esté listo para jugar más pronto que tarde. Viajó con el plantel a San Pablo, para el duelo con Palmeiras, pero no formó parte del banco de suplentes.

En tanto, Marcelo Saracchi terminó el partido ante Belgrano con contractura del gemelo interno de la pantorrilla derecha.