Jue. Jun 13th, 2024

fuente de imagen, AFP

Un grupo internacional de científicos describe, a partir de un fósil gigante hallado en el desierto del Sahara, que el Spinosaurus aegyptiacusel mayor depredador del Cretácico, sabía nadar.

Según el estudio publicado en la revista Cienciasel esqueleto de la espinosaurioun carnivoro mayor que el tiranosaurio rexpresenta «adaptaciones únicas» para desenvolvverse tanto en el entorno terrestre como en el acuático.

Los científicos, dirigidos por el paleontólogo de la Universidad de Chicago Nizar Ibrahim, describieron al espécimen como el primero capaz de vivir y cazar en el agua gracias a unas extremidades relativamente pequeñas, mandíbula estrecha y alargada.

Así, podía volver a sus fosas nasales hasta disponerlas sobre la cabeza para respirar semisumergido. Además, tenía patas planas, posiblemente palmeadas, que lo ayudaban ha propulsado en el agua.