Lun. Mar 4th, 2024

Rubén Darío Insúa se mostró optimista de cara a la nueva temporada y confió en que su equipo pueda «ganar algo este año». San Lorenzo tiene por delante tres competencias locales y una internacional.

A la espera de refuerzos, el entrenador evaluó la disposición de «un buen plantel» para asumir los objetivos pero esperó «estar mejor» cuando comience la competencia oficial, el último fin de semana de enero con la liga de futbol profesional (LPF).

En ese sentido, puntualizó la necesidad de cubrir las cuatro bajas sufridas por el plantel en relación a la campaña anterior: el lateral izquierdo Nicolás Fernández Mercauvendido al Elche de España durante el torneo, el marcador central colombiano cristian zapataquien no renovó contrato, y los dos ídolos retirados: el arquero Sebastián Torrico y el mediocampista Néstor Ortigoza. «Tenemos que cubrir esos cuatro lugadores pero después hay que ver con quien. Es importante mostrar calma y tranquilidad para tener cierto grado de certeza al momento de elegir», reflexionar en rueda de prensa tras un entrenamiento en la Ciudad Deportiva.

De todas las formas diferenció: «Una cosa es tener un buen plantel y otra es el equipo para el torneo. Hay que trabajar mucho en la idea, que igualmente no va a diferir mucho de como terminamos jugando en el torneo anterior».

la planta de San Lorenzo tiene previsto disputar tres amistosos en Uruguay y «seguramente uno más en Buenos Aires», antes del debut del sábado 28 de enero ante Arsenal en eso Nuevo gasómetro. Hasta el momento la agenda incluye compromisos ante Independiente del Valle de Ecuador, el domingo 15 en el Campus de Maldonado; Peñarol (17 de marzo) y Danubio (sábado 21), ambos en Montevideo.