Vie. Feb 23rd, 2024

Hay lugares para mostrarse y hacerse ver, y están los espacios más discretos. Todas las geografías habilitan estas opciones. Y Punta del Este no escapa a esa regla. El contratista mauricio filiberti eligió la segunda opción para celebrar sus 74 años. En La Juanita, se encuentra La Olada, un restaurante un poco diecisiete años y su estética relajada, para nada ampulosa y sobre todo discreto, lo ubican entre los que quieren compartir momentos relajados. Y buena comida por cierto.Y ése fue el lugar donde Mauricio Filiberti convocó a sus invitados para este cumpleaños. Para el alcalde, Filiberti es el «rey del cloro» dado que es titular de Transclor; para otros –además– uno de los dueños de Edenor junto a José Luis Manzano y Daniel Vila; y para quienes como primeras lecturas las frívolas secciones, el millonario que le prestó las instalaciones de un yate –que ya vendió– para que Juana Viale pase unos días en el Mediterráneo cuando el fin de la cuarentena por el Covid estaba algo lejos en la Argentina.

La Ola, el discreto restaurante de Mauricio Filiberti celebra cumpleaños.

Últimas opciones descritas por Mauricio Filiberti. Además, por la convocatoria conoció recientemente el festejo de cumpleaños en Punta del Este, el poder que maneja. Además de su socio José Luis Manzano, llenaron La Olada –más iluminado de que costumbre y con seguridad profesional de custodia–, José Urtubey, Juan Nápoli, Sebastián Bagó (padre e hijo), Gabriel Martino, Luis Galli, Damián Pozzoli, Cristiano Rattazzi , Martín Cabrales, Facundo Prado, Miguel Sulichin y el economista que cambia de camiseta según elviento que sople, Martín Redrado. También Federico Salvai y Carolina Stanley, Rodolfo D’Onofrio, Alejandro Gravier, Pappo Rocca, Nacho Viale y los oftalmólogos Roberto y Roger Zaldívar, Marcela Tinayre, Zulemita Menem, Valeria Mazza y Jimena López, directora ejecutiva de Help Argentina, entre otros. . Daniel Vila, asociado de Filiberti en Edenor, no participó por no estar en Punta del Este.

Daniel Hadad y Jorge Lanata, bajo un techno mismo

Ambos hombres de medios tienen casa en Punta del Este pero la noche de año nuevo los encontraron bajo un mismo techo pero en propiedad ajena. Daniel Hadad y Jorge Lanata llegaron el 31 de diciembre con la familia numerada de Marcelo Figueiras. Este empresario conoce a Lanata porque gracias a él hizo, quizás, el que fue el peor negocio de su vida: invirtió en Crítica de la Argentina, el diario que dejó un amargo recuerdo en muchos periodistas que embarcaron entusiasmados en esa nave.

Empresario con casa en obra de José Ignacio

Aunque la obra avanza, todavía no tiene fecha de finalización ni mucho menos de inauguración, la casa que se está construyendo Eduardo Costantini en José Ignacio. La ubicación le otorga una panorámica del mar y del contorno de La Barra e inclusión de la Península. Quienes conocen la famosa casa –con gran roca natural adaptada a la decoración– del arquitecto Carlos Libedinsky se pueden dar una idea porque el lote que compró Costantini para nueva propiedad es lindero al suyo.

Operador judicial y senador con casa terminada en «club de mar»

Quien termino la obra de casa de comodas dimensiones en José Torelló. El amigo de la infancia de Mauricio Macri e integrante de la mesa legale pendante la gestión macrista, era de los argentinos que habían elegido suelo uruguayo para pasar vivir pos paso por la función pública pero cuando en 2021 Esteban Bullrich tuvo que dejar su banca en el Senado, su teléfono sonó y Torello puso su humanidad y la casaca de reemplazo. La propiedad en cuestión es uno de los barrios cerrados más antiguos de José Ignacio, el «club de mar» Santa María de los Médanos. Esta mesa judicial l’integraban el prófugo de la Justicia Pepín Rodríguez Simón, alias Fantomas: Punta del Este está llena de ex colegas de este personaje pero nadie lo vio ni se cruzó con él.

Dos cumpleaños que prolongarán el verano en Punta del Este

Dos grandes cumpleaños están en la agenda de Punta del Este en febrero. Uno es de Alejandro Romers que siempre los celebra. Esta vez, será en su casa y dividido en dos para que todos sus invitados participen de uno o de ambos festejos: habrá uno nocturno, y al día siguiente, un almuerzo extendido. El otro, es el de la esposa de un muy poderoso empresario que cambia decada y piensa dar la bienvenida a ese nuevo digito a lo grande

Un argentino vistió de «cruzado» contra Elon Musk

El emperador argentino Martín Varsavky solía tener más de una casa en un «club de mar» de José Ignacio. En ese barrio privado, él recibió a periodistas –o las vieron a invitados– en una de ellas, mientras que el ingreso a la que él ocupaba con su familia estaba restringida para mantener su privacidad. Este verano, por ahora, no se lo vio a Varsavsky. Sí en Twitter se convierte en un cruzado contra Elon Musk. Hace tres semanas dijo que vendido en acciones de Tesla «desilusionado” al ver en la persona que se estaba convirtiendo en el hombre más rico del mundo. Ahora Varsavsky prosiguió con el tema: «Cuando compartí este mensaje (su venta accionaria) las acciones de Tesla valían $162. Ahora 110 $. Tesla es una gran empresa pero el mercado vio en su líder (Musk) un comportamiento errático y falta de atención .

El hijo rojo que une Qatar, Puta del Este y Argentina

Qatar no siempre estuvo cerca de Argentina, hasta el Mundial que consagró a la Selección Nacional. Su emir de numero imposible paso por Punta del Este y no hizo falta que Gastón Gaudio lo llevara a almorzar a La Huella para iniciar la gira binacional con su patrón binacional y decir «Miren con quien vine»; vieron con descubrir quiénes eran los dos yates fondeados frente a la isla Gorriti. Lado Tamim bin Hamad Al Thani. De ahí paso por Buenos Aires y finalmente Villa La Angostura para el encuentro con Mauricio Macri. El político que sigue tan «seducido» por el emir qatarí y sobrio la ausencia de sindicatos que, en su defensa a ultranza del «modelo Qatar», se olvida que su hija mayor Agustina Macri no podría vivir como quisiera en ese país y si osara «ostentar» su elección sexual, su única opción sería el exilio para no terminar en la cárcel. Para Macri, los negocios son negocios, los afectos están en otro plano.

Tambien te puede interesar