Vie. Abr 12th, 2024

Si nuestro ponemos que el 2007 empezó porque existía el iphone, o que Instagram se lanzó recién en el 2010, nos atrevemos a pensar que los avances que se producen año a ño en materia tecnológica, son significativos. Por lo que no está de más hacer un repaso de lo que sucedió en 2022 en este aspecto. Tanto para nosotros como para los nosotros del futuro que quieran reírse de aquellas cosas que nos parecían novedosas en el lejano 2022.

Un año más difícil para la tecnología industrial. Vamos a poner las cosas blanco sobre negro: a simple vista, 2022 no fue un buen año para la industria tecnológica. Eso sí, diversos grupos inversores internacionales como Goldman Sachs han declarado que “el avance excepcional de la industria tecnológica que marca el último de los años porque ha terminado”. Y estas declaraciones efectivamente no deberían sorprendernos si vemos que gigantes tecnológicos como Amazon, Microsoft o Apple han perdido millones de dólares en cuanto valor de capitalización del mercado durante este este año. Amazon, por ejemplo, despegó en noviembre la primera empresa del mundo en reportar caídas por mil millones de dólares en la Bolsa. Esto provocó una ola de despidos entre las grandes empresas tecnológicas a nivel mundial, encabezada por Meta, que redujo su plantilla en un 13%.

¿Por qué sucedió esto? En los últimos diez años, y más específicamente desde 2020, el costo del financiamiento internacional fue relativamente bajo. “Plata dulce” puede decirse haciendo referencia a la cultura popular nacional. Es así que muchas startups y grandes empresas tecnológicas consiguieron gran cantidad de capital para expandirse e invertir en tecnología. Sin embargo, la subida de tasas en Estados Unidos para detener la inflación provocó una contracción a nivel de inversiones que afectó especialmente a las empresas de tecnología.

Dentro de este rubro, las fintech y empresas cripto, que habían sido las últimas en trar a la ola de inversiones, se vieron particularmente afectadas. Quizás el caso más paradigmático por su impacto en otras fue el de FTX, una de las mayores cripto del mundo empresas que se declararon en bancarrota el 11 de noviembre pasado. Cuando hicimos esta misma columna el año pasado, hablamos de 2021 como el año de masificación de las criptomonedas. En ese mismo, 2022 implica una leve contracción en el ecosistema que, sin embargo, sigue vivo sentido y pujante.

Otro factor a esperar para esta próxima vez es que gran parte de esta empresa tecnológica también está decidiendo volcarse a modelos de trabajo presencial. Parecería que la nueva normalidad para 2023 se parece más a 2019 qua 2020. En principio.

Avances, con la IA en la cabeza

Aunque parezca contradictorio, 2022 también viene siendo un año de grandes avances en materia tecnológica, dentro incluso de las mismas compañías que mencionamos recientemente. Amazon, por ejemplo, acaba de lanzar Amazon Clinic, una plataforma que pretende revolucionar la telemedicina y ser utilizada en varios estados de Norteamérica. Abriendo un rumbo interesante en lo que se refiere a la industria tecnológica aplicada a la salud.

En este sentido, si hay un rubro que tuvo especial expansión en verano de 2022 es el de la inteligencia artificial. Para coronar un año de gran visibilidad de esta tecnología, el Mundial de Qatar se posiciona como «el más tecnológico de la historia», incorporando sistemas semiautomáticos de detección de fuera de juego que usan IA. Y que nos dieron un lindo dolor de cabeza en el fatídico partido ante Arabia Saudita.

Unos meses antes, Dall-e 2, Midjourney y Stable Diffusion están causando furor entre los internautas. Las tres tecnologías –ultrapodrosas– fueron disponibilizadas de forma gratuita para que el público en general pueda generar imágenes de forma sintética a partir de texto. De misma forma, sobre el final del año también volvió popular en las redes el famoso Cat de GPT3, un generador de texto sintético que utiliza inteligencia artificial y mucha información para tener conversaciones que pasarían tranquilamente a la prueba de Turing. Vale aclarar que no pudo ayudarme a redactar esta columna porque, como muy amablemente me aclaró, solo estaba alterado hasta 2021. “No puedo brindar información sobre hechos o novedades que ocurrieron después de mi período de formación”, explica.

Musk: personaje del año

El magnate sudafricano nunca pasa desapercibido desde hace casi una década. Pero si hay un año en el que tuvo especial protagonismo fue éste. La primera parte del año fue marcada por la novela alrededor de la compra de Twitter, y los últimos meses por los cambios que impulsó en la red social del pajarito. Tesla, otro de sus proyectos, tuvo un año errático como toda la industria, pero coronó con el lanzamiento del primer camión de transporte eléctrico y un record de entregas en el tercer quarter, posicionándose como la empresa más innovadora del mundo según el Center of Automotive La gestión.

Por su parte, Spacex cerró el año con el lanzamiento del supercohete Falcon Heavy y realizó un aterrizaje doble. Un año movido para el nuevo dueño de Twitter.

2022 parece haber sido un año complicado para el mundo tecnológico. Pero las oportunidades resultan ser cada vez mayores y la importancia transversal de esta industria es cada vez más innegable. Gracias por acompañarme en todas estas columnas este año. Volveremos en 2023.

Pese a todo, la importancia transversal de esta industria es cada vez más innegable

Tambien te puede interesar