Mar. May 21st, 2024

El embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, aseguró que las autoridades nacionales «avanzarán rápido» con sus contrapartes brasileñas en un «gran acuerdo bilateral», entendiendo que abarcarán puntos como el comercio – con una extensión del sistema de compensaciones de importaciones en 180 días– y el financiamiento para la construcción del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner.

Scioli estimó que este acuerdo de Argentina con su mayor socio comercial significará un «impacto muy positivo» en materia de «integración energética, de infraestructura, industrial y agroalimentaria».

«Estuve en la asunción de Lula Da Silva y en la reunión del día después con el presidente Alberto Fernández y el canciller Santiago Cafiero, donde hubo definición muy importante que tienen que ver con esta relación privilegiada, como la define él con la Argentina», señaló Scioli en declaraciones radiales.

En este sentido, el embajador se refiere a la agenda en común entre ambos pays y al «gran acuerdo» que los mandatarios firmarán «el próximo 23 de enero», cuando Lula Da Silva visite el pays.

“Esto se va a traducir en un acuerdo binacional que viene, con un impacto muy positivo para las economías regionales, para el binomio de la economía en materia de integración energética, de infraestructura, industrial y agroalimentaria”, explicó con sobriedad una convención que el dar un «gran envío» en Argentina.

Asimismo, Scioli indicó que “puso a disposición” del ministro de Economía brasileño, Fernando Haddad, y del canciller de Brasil, Mauro Vieira, con quienes se reunieron ayer. “Flee el primer embajador en ser recibido y abordar rápidamente esta agenda”, remarcó.

Agregó que, tras la asunción de Lula en Brasil, «hay una gran integración energética, industrial, financiera y agroalimentaria», porque «están todas las condiciones para darle un gran envío» a la relación entre ambos Estados. Tras destacar que aún vincula con las dificultades en el bilateral durante la presidencia de Jair Bolsonaro, desde que asumió la Embajada se vio revertir a relación que encontré en el “peor momento de la historia”, restalando a Brasil como primer socio comercial. Scioli enfatizó que «el hecho de que los dos presidentes tienen una gran armonía personal y política, y que instruyan a sus ministros para avanzar en este objetivo facilita mucho todo», y afirmó que, si bien a largo plazo el objetivo es apuntar hacia una moneda única, en lo inmediato se buscará «potenciar el sistema de pagos en monedas locales» con Brasil. Con su instrumentación, el embajador indicó que las compensaciones de las importaciones pasarán de ser diarias tiene un plazo de 180 días, lo cual –explicó– “permitirá descomprimir las reservas de forma inmediata para las importaciones mientras la próxima cosecha y se finalice el gasoducto», además de posibilitar que no haya «ningún tipo de restricciones en el comercio bilateral». comercio bilateral con la Argentina». Por su parte, Scioli también indicó que Brasil financiará la segunda etapa de la construcción del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner a través del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes) de ese país.

Tambien te puede interesar