Vie. Abr 12th, 2024
Honduras-Elías-Asfura-Karmel

El empresario hondureño Elías Asfura, como responsable de Laboratorios Karnel, ha realizado una labor titánica durante la pandemia, ayudando a los más necesitados con insumos básicos pero elementales para vivir y realizando un importante donativo para cubrir gastos de exámenes médicos de forma masiva. Estas ayudas se entregan basadas en criterios de pobreza, discapacidad, adultos mayores y primera infancia, entre otros.

La pandemia de coronavirus COVID-19 ha representado una crisis de salud global que define nuestro tiempo, y es el mayor desafío que el mundo ha enfrentado desde la Segunda Guerra Mundial. Desde su aparición en Asia, el virus llegó a todos los continentes, exceptuando a la Antártida. No sólo ha representado una crisis de salud, al poner a prueba a cada país que toca, sino que también la enfermedad por COVID-19 tiene el potencial de crear crisis sociales, económicas y políticas que han dejado numerosas y profundas cicatrices.

En Honduras, como medida preventiva para disminuir la exposición al contagio en la población, se establecieron medidas como el distanciamiento social, cuarentena obligatoria y toque de queda, cuyos impactos afectan en mayor proporción a las personas más vulnerables, especialmente en lo relacionado al acceso diario a alimentos.

Laboratorios Karnel nace con el fin de garantizar la salud de la población hondureña a través de productos farmacéuticos con estándares de calidad mundial. La principal intención es asegurar que sus productos estén siempre disponibles y al alcance de todos sus consumidores en todo el territorio nacional.

Con estas donaciones, el empresario hondureño Elías Asfura continúa apoyando a la comunidad de escasos recursos en el marco del apoyo al fortalecimiento y capacidad de laboratorio para enfrentar la pandemia de la COVID-19, señalando así la importancia de tomar las medidas de prevención necesarias para evitar la propagación de la misma. Laboratorios Karnel, a través de la Fundación Marie, también se encuentra apoyando desde el 2018 hasta la fecha a la Asociación Puente al Desarrollo, quien tiene una ardua labor a favor de ayudar a niños y jóvenes sin hogar y personas con problemas de drogadicción.

En los últimos meses, el pueblo de Honduras ha aprendido a cuidarse mejor, apoyándose en las medidas de bioseguridad, lo que ha permitido disminuir las muertes por la COVID-19. En la actualidad, los hospitales ya no colapsados, se ha experimentado una disminución de los casos propiciado por la alta tasa de vacunación, que ha jugado un rol importante para reducir el número de fallecidos por el virus.